En el mundo de Manuel Scorza


con  GARABOMBO EL INVISIBLE

Nunca un personaje me hizo transitar por pasajes tan impregnados de ensueño y humor allá por las altísimas planicies peruanas y, al mismo tiempo, presenciar vivamente la intensa lucha del campesinado por la recuperación de sus tierras. Con su apariencia majestuosa, interminable por momentos, invisible por años a los ojos del blanco usurpador, Garabombo aprovecha su enfermedad para introducir su transparente físico en el cuartel general y apoderarse de los secretos planes represivos en contra de los comuneros.

Caminando en la hipocresía de la madrugada y donde  la neblina gatea todavía sobre los techos, me hace conocer a sus amigos y también al traidor que hizo desbaratar una marcha para invadir y recuperar los asentamientos ocupados por el poderoso hacendado Gastón Malpartida y sus yernos numerados, quienes no sólo viven ensoberbecidos por su riqueza sino que abusan de las mujeres de los indígenas.

Y Garabombo me cuenta que se ocultó  de la persecución militar en la cueva Jupaicanán. Allí fue donde presenció la convención de los caballos una mañana tempestuosa en que salió a buscar bosta para encenderla y espantar a los murciélagos que abundaban en la cueva. Las caballadas subían en tropel por los roquedales, algunos capitaneados por un moro, otros guiados por un tordillo nervioso que se apedillaba Relámpago, todos y cada uno de ellos con personalidades definidas, donde se destacaba el potro Girasol quien no se curaba de su costumbre: intervenir en las conversaciones. En muchas oportunidades, había sufrido por su culpa grandes riesgos. Decía el Ladrón de Caballos, porque Girasol criticaba a los hacendados.

Encontramos al boticario Juan Lovatón, nuevo presidente de la comunidad, quien nos dice – Estoy solo, la gente está muy asustada. Después de la masacre de Rancas nadie quiere ni oir de reclamos. Hay estado de sitio – comenta Lobatón y nos muestra este comunicado de la Subprefectura: Prohibidas todas las reuniones comunales, salvo aquellas con fines de culto o de utilidad pública. A lo que responde Garabombo: pues levantemos una escuela, construiríamos por la mañana, sesionaríamos en la tarde.

Y la inmensa escuela que costearon los comuneros se levantó tres veces porque … la construcción era una liebre, la conspiración una tortuga. Me explica Garabombo que supuestas “manos criminales ” la incendiaron dos veces debido a que el plan para la recuperación no estaba listo. Era un pretexto necesario para poder reunirse. Con el techado de la tercera escuela concluyeron la conspiración. El enloquecido edificio se extraviaba en larguísimas, inexplicables tapias que caminaban por su cuenta, que perdida toda orientación subían lomas, bajaban hondanadas sin mostrar deseos de encontrarse con otras paredes. Las autoridades comentan: Esa construcción fue hija de la demencia del caserío de Chupán una docena de casuchas paradas unicamente por el desprecio del ventarrón.

Y en esta tarde, mirando cómo una gaviota raya el lago, Garabombo me cuenta que en la cárcel, escuchando las discusiones de los políticos, había comprendido el porqué de su enfermedad ante las autoridades: Era invisible porque no lo querían ver. Era invisible como invisible eran todos los reclamos, los abusos y las quejas. Por revelarse ante estas injusticias lo habían encarcelado 30 meses. Estaba tan flaco que parecía sólo el pellejo, los ojos, los ademanes.

.

Manuel Scorza poeta, novelista y activista político nació en Lima, Perú en 1928. En 1983, después de haber publicado su última novela, La danza inmóvil, inició un viaje rumbo a Bogotá junto a otros intelectuales, entre ellos la escritora argentina Marta Traba, para participar en un congreso. El avión se estrelló contra una colina en su aproximación al aeropuerto de Madrid falleciendo todos sus ocupantes.

Foto de Martín Chambi Jiménez 1891-1973, fotógrafo indígena peruano.

.

Raquel Partnoy, abril de 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s