Paisaje sombrío

Más allá de sus ventanas
se veía sucio y confuso
          como un paisaje sin terminar

en la línea del horizonte
una marcha sin fin de almas
vestidas de blanco       se esfumaban
en la neblina
          dejando un solitario espacio
empapado de lágrimas

          ella podía aún ver
a sus hijos desvaneciéndose en el aire
uno de ellos cayendo
          abruptamente
          cortando el cielo en dos

como un boceto trazado en carbonilla
algunos cuervos
          en las copas de los árboles
          estaban quietos
esperando otra presa
          como si no fuesen bastante
las miles que ya habían devorado

De mi poema narrativo “Mujer brava”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s